$7. Shipping. FREE on $100.+ orders

Los Tipos de Cuerpo y Cómo Vestirlo

No importa que talla utilices, el que una prenda de ropa te quede bien va a depender mucho de tu tipo de cuerpo.  Debemos conocer qué tipo de cuerpo tenemos para escoger  piezas que nos favorezcan.   A continuación te muestro los tipos de cuerpo y qué tipo de ropa les favorece más.

 

Cuerpo tipo triángulo o pera

Este tipo de cuerpo se caracteriza porque la parte inferior es más ancha que la parte superior.  Hombros estrechos, poco busto, mayor volumen en  el área de las caderas, muslos y piernas.   La actriz Jennifer López es un claro ejemplo de este tipo de cuerpo. 

  

 


En este tipo de cuerpo es importante que pueda balancear la parte superior con la inferior añadiéndole volumen a la primera.  Esto se puede lograr utilizando estampados brillantes o vivos y volantes en la parte superior para que sean el enfoque principal de nuestro vestuario.  Los escotes en forma “V” son favorecedores al igual que los colores brillantes o claros.   Los vestidos línea “A” serán tus mejores amigos.

La parte inferior debemos entonces disimularla con pantalones o faldas corte recto, colores oscuros y no demasiados ceñidos al cuerpo.  Piezas con volantes, bolsillos, y estampados demasiado llamativos, serán tus enemigos.

 

Cuerpo redondo o manzana

El cuerpo redondo o manzana suelen tener brazos y piernas delgadas, cintura poco definida y caderas y hombros redondos.  Pueden también tener el mucho busto.

 

Los escotes profundos en las prendas superiores, como el escote “V”,  y las piezas estructuradas van a ser fundamental si este es tu tipo de cuerpo. 

Para la parte inferior, debes utilizar faldas por encima de la rodilla y pantalones de pierna recta.  Los vestidos tipo imperio y los cortes por debajo de la rodilla  y línea “A” serán de gran ayuda para tu tipo de cuerpo.

Es importante que la ropa tenga el entalle exacto: evitar utilizar ropa demasiado ajustada, así como ropa muy holgada y que no llamen la atención a la zona central de tu cuerpo.  Evita las líneas horizontales y las correas.

 

Cuerpo rectangular

El cuerpo rectangular se caracteriza por poco pecho y caderas y generalmente es relativamente plano. Tiene hombros definidos y rectos pero no así la cintura.  La actriz Cameron Díaz en un ejemplo de este tipo de cuerpo.

 

Para vestir este tipo de cuerpo, lo más importante es crear la ilusión óptica de curvas.  Los escotes profundos y tipo “V”  las rayas horizontales generan la ilusión de una cintura definida.  Las chaquetas de solapas anchas, faldas tipo “A” y trajes corte imperio también son muy favorecedores para este tipo de cuerpo.

Aléjate de piezas entalladas en el área de la cintura ya que derrotará el propósito de crear curvaturas en tu cuerpo y de los tops o trajes “strapless” o de tirillas, ya que llamarán la atención a la parte superior de tu cuerpo y te harán lucir más ancha en el área de los hombros.

 

Cuerpo reloj de arena

Este tipo es socialmente considerado como el “cuerpo perfecto” ya que guarda proporción en el área de los hombros y las caderas y tiene una cintura bien marcada.  Sofía Vergara es un ejemplo de este tipo de cuerpo.

  

Hay muchas piezas de ropa que favorecen este tipo de cuerpo.  Lo importante es que al generar volumen, lo hagamos proporcionalmente tanto en la parte superior como en la parte inferior para mantener el equilibrio.  Marcar con cinturones, correas y piezas ceñidas a la cintura es siempre una buena idea al igual que las faldas altas y pantalones ceñidos al cuerpo.  El corte “V” es un buen aliado.  Realmente con este tipo de cuerpo lo importante es equilibrar tu cuerpo considerando el largo de tu torso, piernas y brazos y alejarnos de las prendas anchas y holgadas.

 

Cuerpo triángulo invertido

Este tipo de cuerpo se caracteriza por tener la espalda ancha  y menos caderas.  Angelina Jolie tiene cuerpo tipo triángulo invertido.

  

Para vestir este tipo de cuerpo, debemos buscar soltura en el área del torso para equilibrar las caderas con la parte superior.  Superponer piezas para agregar volumen en la parte inferior.  Cortes asimétricos en la parte superior siempre son una buena idea.  Selecciona piezas que añadan volumen a la parte inferior o de la cadera con volantes, estampados, brillos, pantalones con bolsillos a los lados, camisas o faldas tipo “péplum”  y pantalones estampados para dar proporción y volumen a tus piernas.  Los collares largos también crean este efecto.

Debes alejarte de las líneas horizontales y prendas rígidas en la parte superior de tu cuerpo.

*  *  *

Estas son unas reglas básicas que debemos seguir para que las piezas de ropa nos luzcan de acuerdo al tipo de cuerpo que tenemos. Pero la realidad es que, al final de día, lo importante es que nos sintamos cómodas y felices con lo que llevamos puesto.